¿Para qué sirve un estimulador eléctrico? – cuidado de la espalda


La estimulación eléctrica es una terapia comúnmente utilizada en el campo del fitness y la fisioterapia. Sirve para el rehabilitación muscular, la Tratamiento del dolor y también perder peso acompañándolo de una dieta sana y ejercicio.

El tratamiento se aplica con equipos electroestimulantes y con una serie de manchas o electrodos que con pulsos eléctricos provocan contracciones musculares muy similares a las naturales (EMS), o envían señales al sistema nervioso para bloquear el dolor desde su origen en el cerebro (TEN).

Ambos tipos de electroestimulantes, ya sea para estimulación nerviosa (TENS) o estimulación muscular (EMS), son una excelente solución para lograr la tonificación muscular y aliviar el dolor crónico.

Pero es importante comprender que no son iguales y que cada sistema tiene sus propias propiedades y funciona de manera diferente.

¿Debo usar un estimulador TENS o EMS?

Hay una distinción fundamental que debe hacerse durante una definición. ¿Qué tipo de estimulador eléctrico necesitamos? y se relaciona para lo que sirve cada uno de ellos.

Si sufres de dolores habituales en algunas partes del cuerpo; como rodilla, cuello, codo, lumbar, muñeca, tobillos, piernas, etc., o está en proceso rehabilitado después de una lesión, lo más recomendable es hacer terapia con estimulador de nervios transgénero. Al hacer esto, puede acelerar la curación de los músculos y aliviar el dolor.

Para otros fines completamente opuestos al dolor, se suele utilizar el sistema EMS (electroestimulación muscular) genera contracciones musculares en fibras profundas o áreas de difícil acceso a través de la formación tradicional pulsos eléctricos de baja frecuencia e intensidad. Su propósito es embellecer, fortalecer y tonificar los musculos disminución de grasa y aumentando el masa muscular.

Puedes hacer actividades fisicas cuando sufre de dolor crónico, ¿lo sabía?

Ventajas de las aplicaciones TEN

Cuando una parte de nuestro cuerpo duele mucho, la tendencia refleja es evitar mover la zona afectada. Sin embargo, la inmovilidad reduce la actividad metabólica, y provoca la imposibilidad de eliminar las sustancias que provocan el dolor, generando un círculo vicioso en el que cuanto menos nos movemos, más nos duele.

TENS es útil para acabar con este cruel ciclo, porque mediante pulsos eléctricos y ciclos de intensidad y frecuencia, envía señales a los nervios y músculos con un efecto antidepresivo que nos ayudará a reducir significativamente el dolor, atacándolo desde su origen en el cerebro.

¿Te resultó útil la información que te dimos? ¿Pudo comprender para qué sirve un electroestimulador y en qué se diferencian la terapia TENS y EMS? Continúe con el contenido de Discover Our Spine y maravíllese con nuestros consejos, productos e infografías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *