Entrenamiento de flexibilidad con electroestimulación

La flexibilidad como capacidad física es una calidad decisiva que mejora y optimiza el aprendizaje y rendimiento en el movimiento deportivo. Es la calidad que permite a los seres humanos movilizar los segmentos corporales consiguiendo grandes rangos de movimiento (ROM).

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entrenamiento de flexibilidad con electroestimulación

Formación en flexibilidad (solicitud máxima) se puede realizar mediante tres técnicas básicas de estiramiento: estática, dinámica y estiramiento con precontracción. Este último grupo, implica una contracción previa al estiramiento muscular, siendo la técnica más común la Facilitación neuromuscular propioceptiva (PNF), que ha demostrado su efectividad para mejorar el rango de movimiento activo y pasivo en distintas articulaciones dentro del deporte.

Facilitación neuromuscular propioceptiva: flexibilidad con electroestimulación

Es un método que se pretende promover o acelerar la respuesta del mecanismo neuromuscular mediante la estimulación de los propioceptores. Aprovecha los reflejos naturales (reflejo de inhibición de soldadura) para conseguir inhibir la contracción muscular y conseguir así una mayor ROM.

La eficacia del PNF se basa en el uso de patrones de movimiento de masas conocidos como diagonales-espirales y en algunas técnicas específicas que secuencian el rendimiento muscular durante los patrones de movimiento.

Los músculos son cada vez más rígidos, pierden elasticidad y pueden ser aún más fuertes pero más cortos. Esto determina una falta de funcionalidad que nos afecta negativamente tanto física como mentalmente.

¿Por qué trabajar la flexibilidad con el estiramiento?

Para evitar que este proceso nos pueda causar problemas en el sistema músculo-esquelético, trabajaremos la flexibilidad con electroestimulación mediante la práctica del estiramiento. Los tramos son muy utilizados técnica preventiva y terapéutica y multitud de autores también han escrito.

Por otra parte, hay muchos autores que han utilizado la estimulación eléctrica en el deporte para conseguirlo diferentes objetivos: mejorar la fuerza y ​​la resistencia muscular, aumentar la masa muscular, acelerar la recuperación después del esfuerzo; prevenir y mejorar la rehabilitación de lesiones.

Por tanto, la electroestimulación, como medio fundamental para el fortalecimiento muscular, se ha estudiado ampliamente y, de hecho, en las últimas décadas su uso se ha extendido a la mejora de la condición física en sujetos sanos y deportistas para obtener mejoras en el rendimiento atlético.

Estiramientos con electroestimulación. ¡Todo es posible!

El estiramiento con técnica de electroestimulación se ha adaptado según las indicaciones de Maya (2001). Los pasos son los siguientes: el músculo se estira hasta que aparece una sensación de tapa elástica. Entonces, la amplitud de la corriente eléctrica se incrementa hasta que existe contracción y el sujeto ya no nota la sensación de estiramiento. Después de esto, el músculo se vuelve a estirar hacia una nueva sensación de tensión. El ciclo se repite un total de tres veces. Por último, baja lentamente la intensidad de la corriente y la pierna (como ejemplo) vuelve a la posición de reposo.

Para hacer el estiramiento muscular a través de la corriente eléctrica (TENS), sólo se eligen corrientes alternas cuyo valor actual es igual a cero. Este tipo de corriente tiene un efecto suave y no quema la piel, que impide el aumento de las aportaciones nociceptivas después del tratamiento.

Los parámetros recomendados para la flexibilidad con electroestimulación, según literatura y artículos científicos, se han regulado para la aplicación de impulso rectangular bifásico simétrico con una fase de 0,3 msec. de duración y una frecuencia de 40 Hz.

Dado que la colocación de los electrodos debe estar orientada para obtener la mejor respuesta muscular, se recomienda utilizarlo y-motion tecnología, pudiendo dirigir los mismos parámetros y una gestión absoluta de sus electrodos, situándolos aislados o posicionándolos a nuestro criterio mediante biojacket para conseguir la mejor eficiencia de nuestro tratamiento. I-motion ofrece un software de gama alta que puede utilizarse desde un ordenador hasta una tableta o portátil para ofrecer las terapias donde el fisioterapeuta quiere, convirtiéndolo en el protagonista principal en la gestión completa de los parámetros de la electroestimulación. Con una estimulador muscular eléctrico profesional de imotion-ems.com lo tendrá todo bajo control, ofreciendo a su paciente una sensación cómoda durante el entrenamiento.

Cualquier colocación provocará una respuesta motora pero perdemos unos minutos el primer día para obtener la mejor respuesta. Para ello, es ideal encontrar una estimulación mixta en la que se coloca un electrodo junto al nervio que gobierna el grupo muscular (no siempre es posible) y después dispersar los canales hacia los puntos motores del músculo.

Bibliografía:

  • Maya, J. (2001). Potenciación y elongación eléctrica. IX Jornadas Nacionales de Fisioterapia en el Deporte.
  • Gutiérrez, M., Novoa, B., Pérez, MR, Lantarón, EM&González, A. (2003). Propuesta de clasificación de las técnicas de estiramiento en fisioterapia. Revista Fisioterapia (25), 199208.
  • Sahin, N., Ugurlu, H. y Albayrak, y. 2012. La eficacia de la estimulación eléctrica en la reducción de la espasticidad posterior al ictus: un estudio controlado aleatorio. Disabil Rehabil, 34, 151-6.
  • Osawa, Y. & Oguma, Y. 2013. Efectos de la vibración sobre la flexibilidad: un metaanálisis. J Interacción neuronal músculo-esquelética, 13, 442-53.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *