Electroestimulación integral activa: efectos secundarios

Electroestimulación integral activa: efectos secundarios

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Electroestimulación integral activa: efectos secundarios

Técnicas innovadoras y revolucionarias, como la electroestimulación integral activa o la electrofitness, pueden provocar reacciones diferentes. Hay un grupo de profesionales que lo ven como un peligro porque puede ser utilizado por personas sin una educación adecuada ni una calificación específica, mientras que la gran mayoría de la población acepta sus beneficios sin dudarlo. Estos últimos a veces son un poco exagerados (los milagros no existen), pero, de manera general, la eficacia y la seguridad del electrofitness ya está demostrada.

A pesar de ser un tratamiento prácticamente inofensivo, puede haber casos de efectos secundarios tras el entrenamiento, como los siguientes:

1- En general, durante las 24-72 horas posteriores al entrenamiento es posible que encuentre fatiga muscular, rigidez o tensión en determinados músculos.

2- Algunas personas con piel sensible pueden experimentar irritación de la piel bajo los electrodos después de una sesión de estimulación. En general, esta erupción es sana y desaparece al cabo de 10 o 20 minutos después del entrenamiento.

3- Hay casos raros de personas especialmente emocionales que puedan desarrollar una reacción vagal. Esta reacción tiene un origen psicológico y está relacionada con el miedo a la electroestimulación, así como con la sorpresa de ver como uno de tus músculos se contrae sin el control de la voluntad. La reacción vagal provoca una sensación de debilidad e hipotensión (lipotimia), una disminución de la frecuencia cardíaca y una presión arterial baja. Si este es el caso, deberá detener el entrenamiento y tumbarse con las piernas levantadas durante un periodo de tiempo necesario para que desaparezca la sensación de debilidad (de 5 a 10 minutos). Esta reacción también se puede relacionar con errores en el proceso respiratorio o no estar acostumbrado a hacer ejercicio físico.

Viouslybviament, debe seguir una serie de directrices de seguridad que se basan en recomendaciones a tener en cuenta antes de realizar el entrenamiento, tales como:

  1. Asegúrese de que su cuerpo esté hidratado.
  2. No comer justo antes de una sesión de entrenamiento.
  3. Realice una prueba de aptitud física antes de comenzar la actividad deportiva, si no tiene suficiente experiencia.
  4. Haga ejercicios de calentamiento antes del entrenamiento.

Otra cosa importante es que un profesional encargado de la formación activa de electroestimulación integral debe garantizar en todo momento la seguridad del usuario, teniendo en cuenta que, si es necesario, deberían interrumpir el entrenamiento si síntomas como angustia respiratoria , mareos, fuertes dolores musculares o aparecen molestias de cualquier tipo.

Muchos opositores a la electroestimulación basan sus opiniones en los efectos publicados en estudios que se llevaron a cabo en cuerpos en estado pasivo, como por ejemplo la investigación de Maffiuletti y colaboradores en 2005, donde se observó que después de una sesión de entrenamiento con electroestimulación pasiva del surae del tríceps (músculo de la ternera, el gastrocnemio y el soléis), la contracción voluntaria máxima del músculo disminuyó ligeramente. O el estudio de Jubeau y Maffiuletti en 2007, donde se observaron alteraciones de la activación del sistema nervioso. Y, finalmente, los experimentos realizados en ratas, donde se observó una disminución de la contracción voluntaria.

Tenga en cuenta que los mecanismos de defensa del cuerpo se activan cuando se encuentra en una situación de peligro potencial de lesión muscular o articular. Durante una sesión de entrenamiento de electroestimulación activa, los músculos y las articulaciones son seguros, pero estos mecanismos no se cancelan, ya que la acción de la contracción muscular, además del impulso de la corriente, también se realiza a través del sistema nervioso central, gracias a movimientos voluntarios.

Electrofitness: principios básicos

Hay principios básicos que rigen el ejercicio físico, como el “Principio de la medida”. Este principio consiste en un cierto orden de unidades motoras que se utilizan en una contracción isométrica sumaximal, donde se activan primero las fibras de menor tamaño (fibras tipo I o fibras lentas) y, más tarde, cuando hay que hacer más esfuerzo , se obtienen fibras más grandes activado (fibras tipo II o fibras rápidas).

Para garantizar la eficacia de una sesión de entrenamiento de electroestimulación, siempre se tienen en cuenta varios principios básicos:

  • Principio de estímulo eficaz:

Durante la realización de una sesión de entrenamiento en electrofitness, el programa de estimulación que se ofrece debe personalizarse según las características del usuario y aplicar la intensidad adecuada. La cantidad de estímulos necesarios depende del nivel de forma física del usuario.

  • Principio de aumento del entrenamiento:

La adaptación fisiológica producida por el efecto del entrenamiento es de gran importancia. Un aumento progresivo de la intensidad del entrenamiento producirá resultados sorprendentes.

  • Principio de variación del entrenamiento:

Se puede evitar el estancamiento de la actividad física variante del entrenamiento. Esto se puede conseguir seleccionando diferentes programas, sometiendo al usuario a cambios periódicos en los programas de formación.

  • Principio del cambio de entrenamiento:

Se puede hacer modificando la selección de ejercicios de entrenamiento. Así, un usuario sin experiencia puede comenzar con ejercicios isométricos y avanzar hacia ejercicios dinámicos, evitando el estancamiento de la condición física causada por la monotonía y la repetitividad del estímulo.

  • Principio de la proporción óptima entre el estrés y la recuperación:

Cualquier usuario debe tardar una cantidad adecuada de tiempo de recuperación. Al principio, la frecuencia de entrenamiento ideal es 1 o 2 veces por semana.

A largo plazo, nunca se han observado efectos secundarios, riesgos o complicaciones, teniendo en cuenta que la electroestimulación y la electroterapia en general existen desde hace muchos años.

En conclusión, una formación activa de electroestimulación integral supervisada correctamente no será perjudicial para el sistema neuromotor, sin riesgos para las articulaciones y prácticamente sin los efectos secundarios del entrenamiento en electroestimulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *