Electroestimulación del callo óseo en fracturas, conoce la respuesta.

Existen diferentes métodos de estimulación eléctrica: invasivo, semi invasivo, no invasivo.

El método no invasivo se trata de electroestimulación eléctrica superficial a través de electrodos sobre la piel generando una señal pulsátil de frecuencias variables, adaptable a los requerimientos del tratamiento. Dentro de este método se pueden utilizar los biojacket de i-motion, dado que se pueden adaptar los electrodos por toda la superficie del vestido y realizar el tratamiento de una manera más cómoda para el paciente mientras se realizan ejercicios activos o pasivos de otra zona del cuerpo (no fracturada).

Además, gracias a su software de alta gama, se puede tener el total control de los parámetros recomendados según la literatura: voltaje de aplicación:

4-8.5 v, corriente de aplicación de 20 mA, frecuencia de la señal pulsada 8-800 Hz, frecuencia del tren de pulsos de 80 Hz – 8kHz. Hay que diferenciar un electrodo positivo y otro negativo, el primero cerca de la mayor masa muscular adyacente, y el negativo un poco hacia distal del primero, cada uno en la banda de el foco de la fractura.

Cabe destacar que cualquier tratamiento que procure una disminución del tiempo de fijación y que propicie la recuperación más rápida merece evaluar como terapia coadyuvante.

Bibliografía:

GD Krischak, A. Krasteva, F. Schneider, D. Gulko, F. Gebhard, M. Kramer. La fisioterapia después del revestimiento de fracturas de muñeca es efectiva mediante un programa de ejercicio en casa. Arch Phys Med Rehabilit, 90 (abril 2009), páginas 537-544

HH Handoll, R. Madhok. Intervenciones conservadoras para el tratamiento de fracturas radiales distales en adultos (Cochrane Review). Base de datos Cochrane Syst Rev, 2 (2003).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *