Cómo tratar la inflamación de tejidos blandos en un paciente

Cuando se trata de elegir electroestimulación o masaje, hay que analizar el problema que presenta nuestro paciente y valorar en qué medida le ayudará a cada alternativa. Con la electroestimulación se consigue contraer el músculo y bajar la hinchazón por medio de una onda en concreto y anchos de polvo que facilitan la relajación.

Lo hacen por medio de contracciones controladas y respetando los períodos refractarios. Es decir, de recuperación muscular, tras recibir el impulso enfocado a drenar químicamente esta hinchazón, y llegando a la funcionalidad. De este modo, se facilita la estabilización de todas sus articulaciones.

No es casualidad que cada vez sean más los fisioterapeutas que incluyen dentro de sus programas de rehabilitación el uso de equipos de electroestimulación para recuperarse de una lesión, reducir el dolor y la inflamación muscular. Pero es necesario que este profesional estudie la posibilidad de incluir esta técnica de rehabilitación en sus programas, ya que serán los responsables de conseguir la mejor opción para la recuperación.

Ante la inflamación muscular, electroestimulación reduce su volumen a partir de impulsos secuenciales o rangos de frecuencias controladas, Según sea el caso, sin la necesidad de recurrir a medicamentos. Las diferentes variaciones y combinaciones llevadas a cabo en la rehabilitación con programas de electroestimulación permitirán una respuesta a tiempo sobre nuestros pacientes, así como actuar sobre el dolor y la regeneración.

Entendiendo la inflamación como “una respuesta fisiológica localizada, dinámica y protectora de los tejidos vascularizados ante un mal”, el sistema electro permitirá adaptarse a el grado de inflamación presente en el tobillo, por ejemplo. Se aplican los electrodos en esta zona, lo que permitirá un beneficio colateral al ayudar a drenar la inflamación.

¿Quieres saber por qué tantos fisioterapeutas apuestan ya por la electroestimulación? Haz clic en este enlace y presta atención.

Te explicamos cómo se cura una lesión con electroestimulación

El equipo emite impulsos que son enviados a través de electrodos fijados a la piel y sobre la parte del músculo que queremos estimular -queremos recordarte que ya hay equipos sin cables-.

Se producen contracciones motoras que harán que el músculo se relaje, trabaje o gane fuerza, a nuestro objetivo. De esta manera, los equipos de electroestimulación de imotion-ems.com actúan como una especie de sistema nervioso central de manera exógena. Es decir, de manera externa e ideal para el uso terapéutico.

¿Quieres ayudar a tus pacientes a recuperar la fuerza y ​​la masa muscular? Estás dispuesto a reducir su riesgo de lesiones? ¿Qué haces para reducir su cansancio muscular? ¿Y para mejorar la circulación sanguínea?

Los fisioterapeutas deben tener muy claro cómo funciona esta técnica y para qué la van a usar. En este post te hemos explicado cómo tratar con electroestimulación la inflamación de tejidos blandos, pero hay muchas otras aplicaciones que constituyen la llamada electroterapia. Para ello es necesario tener un conocimiento profesional de esta técnica, así como de sus funcionalidades, ya que no se utilizan las mismas frecuencias para conseguir una respuesta motora que para tratar la hipertrofia muscular.

Quieres saber nuevas cosas sobre la electroestimulación? Acompáñanos cada martes y jueves en este bloque. Tenemos una cita contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *